AGRICULTURA ORGÁNICA Y SUSTENTABILIDAD

A pesar de que la agricultura orgánica tiene un gran potencial de llegar a ser la ruta estratégica de la agricultura sustentable, el movimiento orgánico reconoce que se necesitan nuevas estrategias para lograr un mayor alcance e impacto.

Un enriquecedor análisis del enfoque estratégico de la agricultura orgánica (*) puntualiza que de dirigirse solo a los participantes del movimiento orgánico, las actividades y elecciones estratégicas serán de carácter centrifugo, es decir dirigidos hacia el interior del grupo, dejando fuera a individuos y organizaciones exteriores al Mundo Orgánico que, sin embargo, muy bien podrían apoyarlo. Al hacerlo así ignora la posibilidad de trabajar con partes interesadas que comparten el objetivo pero que no pertenecen al movimiento, y el potencial de estimulación de cambios que alcancen a un espectro mayor de la sociedad.

El artículo dice que es verdad que en un primer momento existía la necesidad de defender los principios orgánicos básicos contra los paradigmas de la agricultura convencional. Esta percepción de “pelear contra el pernicioso mundo externo”, sin embargo, puede a veces resultar en la necesidad perentoria de mantener la pureza interna y defenderse del mundo exterior más que en colaborar con otros que comparten algunos de sus mismos objetivos.

Pero dado a que hay un consenso universal de que la clave de la agricultura es la sustentabilidad  hay menos necesidad de luchar contra “las fuerzas del mal” (multinacionales  buscadoras de utilidades o gobiernos ignorantes) y crece la importancia de juntar esfuerzos con partes interesadas de afuera del movimiento orgánico que trabajan para hacer realidad cambios sistémicos.

Desde luego, algunos miembros podrán sentirse alienados por hacer nuevas alianzas con partes interesadas que no son puramente orgánicas. Pero al mismo tiempo debemos reconocer que manteniéndonos encerrados en nosotros mismos tampoco hemos avanzado mucho hacia el objetivo de que los principios orgánicos hayan sido más ampliamente adoptados. La realidad es que la agricultura orgánica es todavía un nicho de mercado de menos del 1% y está perdiendo terreno ante otras iniciativas de sustentabilidad que se las arreglan mejor para promover el crecimiento de métodos de agricultura sustentable.

No se trata de debilitar los estándares orgánicos (algo que sin dudas las multinacionales festejarían). Sino que el injustificado celo por la estrictez de normas rígidas y el pretender que todo el resto no es orgánico, fácilmente conduce a ignorar que el principal valor de la agricultura orgánica para el globo y la humanidad es la sustentabilidad y no valores empíricos de estándares numéricos con mayor o menor fundamento científico pero que al fin de cuentas  para ajustarse a la realidad deberían ser reconsiderados en cada caso particular.

Lamentablemente el mundo parece estar dirigiéndose no en el sentido de la inclusión, la armonización y la equivalencia, sino en el cumplimiento estricto de estándares numéricos no necesariamente relacionados con la promoción de los factores esenciales de la sustentabilidad que tiendan a mitigar las amenazas globales respecto del uso de los recursos, la biodiversidad, la seguridad alimentaria, la reducción de la pobreza en las áreas rurales y el cambio climático.

(*) Memo: Strategic Analysis of IFOAM, por Frank Eyhorn, IFOAM Board Member, May 7, 2014, Critical reflection of current strategy with regard to “Organic 3.0” https://www.dropbox.com/sh/rzruqnh0f4h5py6/AABM21OVtrgIXJ4SJnQhYIGpa/Inputs%20to%20IFOAM%20Strategy/Memo%20IFOAM%20strategic%20performance_Eyhorn.docx?dl=0

Sobre Red Sustentable 50 Artículos
RedSustentable es un medio digital relacionado con la divulgación de contenido sobre desarrollo sostenible o sustentable. Promomueve un lugar de encuentro con espececialistas, generando temáticas relacionadas y divulgando conocimientos, opiniones y propuestas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*