Antibióticos y superbacterias

Imagen: wikimedia.org

Muchas veces nos asombramos de la poca sensibilidad de las bacterias a ciertos antibióticos. La realidad es que la culpa la tiene el abuso de los antibióticos que hace que las bacterias muten adaptándose a los mismos. Y el principal culpable es el uso masivo de los mismos no solo en humanos sino en ganadería. El siguiente artículo describe la realidad de la situación.

Imagen: wikimedia.org
Imagen: wikimedia.org

Uso abusivo de los antibióticos en veterinaria
(de una publicación por Llance Price en Food Policy Cction, ago. 10, 2014)

Los antibióticos son lo que yo suelo llamar drogas sociales. Si aunque sea una sola persona los usa en forma incorrecta ella puede afectar a toda la sociedad al reproducir superbacterias resistentes a los antibióticos.

Así que imaginemos el peligro cuando estas drogas son usadas a escala masiva en una forma en que desestima abiertamente la ciencia sobre su uso apropiado.

Lamentablemente, esta es la realidad con la que estamos lidiando: la mayor parte de los antibióticos usados en los EEUU son administrados a los animales comestibles en dosis bajas pero permanentes para prevenir lo que la industria llama “enfermedades de la producción” y otras infecciones que ocurren debido a las pobres condiciones en las que estos animales son criados.

El abuso de los antibióticos en granjas factoría constituye una crisis sanitaria en potencia y todos tenemos que hacer algo para detenerla.

Las dosis bajas y permanentes de antibióticos dejan vivas solo a las bacterias más resistentes y esas bacterias se multiplican y van a parar a nuestros alimentos. Como científico, cuando veo una granja factoría lo que veo son factorías produciendo trillones de trillones de bacterias resistentes al antibiótico. Y como uno que ha conocido a víctimas de esas enfermedades veo el abuso de los antibióticos en la agricultura industrializada como la mayor amenaza a nuestra salud.

Esto puede sonar a lenguaje excesivamente rudo, pero yo creo que es muy apropiado – y algunas organizaciones como el Centro para el Control de Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud dicen lo mismo.

La buena noticia es que por definición estas llamadas “enfermedades de la producción” pueden prevenirse cambiando nuestros sistemas productivos. Necesitamos criar los animales para nuestra alimentación de forma tal que se promueva su buena salud en lugar de enfermarlos. Tenemos que actuar ahora para detener el crecimiento de las superbacterias y preservar nuestros antibióticos para las futuras generaciones.

Los Congresos deben producir legislación que restrinja el mal uso de los antibióticos en la carne.

En el caso del Congreso de los EEUU, este es el enlace

¡Gracias por hacer su parte!

Lance Price, Ph.D.
Microbiólogo y Científico en Salud Pública

Sobre Jorge Casale 211 Artículos

Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires

M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU

Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica)

Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica)

Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com

Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina

Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*