Bueno, finalmente aceptan el cambio climático, ¿no?

Imagen: USCG by Rob Rothway

Hasta ahora era difícil encontrar nada en los medios que indicara que los gobiernos y la gran industria de los países desarrollados aceptaran la realidad del cambio climático. Pero esto está cambiando, al fín! Parece que luego del reciente y sorpresivo acuerdo de EE.UU.-China sobre posibles acciones para tratar de desacelerar el cambio climático, habría algo derritiéndose en el globo además del bloque de hielo Ártico: la resistencia a reconocer la realidad del calentamiento global.

Imagen: USCG by Rob Rothway
Imagen: USCG by Rob Rothway

Un excelente artículo publicado en The Eastern Project dice: “Este octubre pasado el Departamento de Defensa (de los EE.UU.) – DoD – hizo público su informe Climate Change Adaptation Roadmap (Caminos para la Adaptación al Cambio Climático) para el 2014 acerca de cómo el cambio climático puede impactar en las operaciones del DoD y qué puede hacer esa agencia para prepararse”. El documento es una admisión sensata por parte del DoD de que el cambio climático existe y que constituye una realidad de seguridad nacional.

Desde la inundación de las costas a conflictos generados por la escasez de agua, el informe cumple una admirable función al anticiparse el espectro de posibles amenazas a la seguridad nacional que puede causar el cambio climático. Lamentablemente, el informe no incluye – dice el autor- el desafío más predecible e inmediato que el cambio climático le va presentar al DoD: cómo asegurar el acceso garantizado a la región Ártica. Especialmente, el informe sobre el cambio climático no toma en cuenta la llamativa escasez de la nación de su capacidad de rompehielos.

Según el artículo, el derretimiento de la capa de hielo polar con la consecuente accesibilidad a los recursos naturales y la apertura de nuevas vías navegables – verdaderas rutas marinas en toda su capacidad – será una de las grandes consecuencias del cambio climático. “A medida que las espesas capas de hielo frecuentemente no navegables cambian a hielo más delgado harán más importantes – y no menos importantes – a los rompehielos”, sigue diciendo el artículo. Y cuando esto ocurre, el esfuerzo de los cuerpos de rompehielos de los EE.UU. caen sobre los hombros de la Guardia Costera que, aparentemente, no se encontraría suficientemente equipada para enfrentar el aumento de la actividad prevista de los rompehielos.

En respuesta a la creciente escasez de rompehielos de los EE.UU. y el reconocimiento de las consecuencias del cambio climático, ese país comenzó a mirar con mejores ojos un enfoque cooperativo con fuerzas multinacionales.

“Mejoraremos nuestra experiencia operacional en clima frío y reforzaremos nuestras relaciones militar a militar con otras naciones Árticas”, dijo el Secretario de Defensa de los EE.UU., Chuck Hagel. “Esto incluye a Rusia con quién los EE.UU. y Canadá comparten intereses comunes en el Artico y presenta una oportunidad para llevar a cabo la cooperación práctica entre nuestros militares, promoviendo mayor transparencia”, dijo Hagel.

Después de que los gobiernos y la gran industria de los países desarrollados han ignorado tozudamente el calentamiento global y el cambio climático, por fin una aurora de esperanza se asoma en el horizonte.

¡Esperemos que no sea demasiado tarde!

Sobre Jorge Casale 211 Artículos
Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica) Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica) Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*