Ciencia falaz detrás del cambio climático

Imagen: analitica.com

No es la primera vez que las negativas acerca de la realidad del cambio climático son apoyadas por ciencia sospechosa. Pero ahora un artículo (en inglés) puntualiza el caso de un prominente científico cuyos numerosos trabajos de investigación cuestionando las causas del cambio climático fueron financiados por la industria de los combustibles fósiles.

Imagen: analitica.com
Imagen: analitica.com

Mucha gente ha sospechado desde hace tiempo que los científicos que rechazan la realidad del cambio climático lo hacen poniendo su ciencia en beneficio de grupos interesados. Pero ahora hay pruebas de ello.

Willie Soon, un prominente científico del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, ha estado publicando sus investigaciones académicas durante años financiadas por Exxon Mobil, American Petroleum Institute, Charles G. Koch Charitable Foundation, Donors Trust y la empresa de servicios, Southern Company – más de US$ $800,000 desde el 2008, y más de 1.2 millones en los últimos 10 años.

Este señor publicó 11 estudios en nueve publicaciones profesionales como el Journal of Climate, pero no mencionó que sus compensaciones provinieron de la industria de los combustibles fósiles, infringiendo así protocolos sobre conflictos de intereses.

La firme opinión de Soon es que las tormentas solares son las que están calentando a la Tierra. El Sr. Soon es el científico preferido de quienes niegan el cambio climático como el Senador James Inhofe (Republicano por Okahoma), que ahora preside el Comité Senatorial para el Ambiente. Cuando los Republicanos necesitan a alguien para declarar contra la ciencia del cambio climático éste señor es el elegido, quién ganó un premio al coraje del Heartland Institute por enfrentar al vasto número de científicos que están en desacuerdo con él. Sus testimonios fueron usados para bloquear las acciones contra el cambio climático y los incentivos hacia las energías renovables.

Comentario del Editor:

Es bien conocido que las universidades conducen sus proyectos de investigación financiados por donantes que son, de una forma u otra, partes interesadas. Esto no significa que los resultados resultan alguna vez – o aún muy raramente – comprados por individuos o grupos que quieren desviar los resultados de conclusiones científicamente sólidas. Pero cuando los fondos escasean no resulta imposible concebir que los investigadores se vean tentados a interpretar sus resultados “ligeramente” a favor de los intereses de los donantes. Es cierto que hay protocolos sobre conflictos de intereses que deberían alejar a los científicos serios de beneficios aunque solo sean ligeramente sospechosos. Pero esos protocolos no siempre evitan las acciones distorsionadas como trata de demostrar el artículo precedente. (Después de todo, solo somos humanos, ¿no?…)

Sobre Jorge Casale 211 Artículos

Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires

M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU

Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica)

Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica)

Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com

Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina

Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*