Conexión entre el ébola y la deforestación.

Imagen: sustainablebusiness.com

La deforestación podría haber sido una de las causas probables – o al menos un factor agravante – de la dramática expansión del Ébola en el continente africano.

Imagen: sustainablebusiness.com
Imagen: sustainablebusiness.com

Cuando ocurrió la guerra en Liberia y Sierra Leona la población buscó refugio en Guinea acentuándose la presión por tierras explotables – forestería, granja, minería, etc. – destruyendo la forestación natural. Esto aumentó el contacto de la vida silvestre con la población humana, lo que pudo haber provocado la contaminación con virus transportados por algunas especies de la vida silvestre. Algunos científicos apuntan a ciertos murciélagos frutívoros posibles transportadores del virus que, al ser desplazados de su hábitat, buscaron sustento en plantaciones de coco y mangos en las tierras forestales devastadas.

“A medida que los bosques desaparecían también lo hacía la zona buffer que separaba a los humanos de los animales, y de los patógenos hospedados por los animales”, dice Vanity Fair.

Continuando con esta línea, The Guardian concluye que no hay salud pública sin salud ambiental. “La deforestación no causó esta epidemia de Ébola, pero la hizo mucho más posible”. El legado nacional de guerra y pobreza, los sistemas sanitarios inapropiados, y la serie de errores burocráticos alimentaron una pequeña contaminación aislada transformándola en un incendio epidémico rampante.

Y sigue diciendo que “mientras continuamos el esfuerzo global para contener la epidemia, debemos asegurarnos de haber aprendido la lección: debemos conceder a la ciencia ambiental un rol mucho más importante en las prácticas sanitarias públicas.

Los patógenos como el virus del Ébola son oportunistas y es necesario comprender las conexiones con las circunstancias: “hay una mucho mayor conexión entre el conservacionismo y la relación de los bosques con los bienes de la salud pública, desde el almacenamiento del carbono atmosférico a la absorción de la lluvias torrenciales, actuando como barreras a la enfermedad”.

Fuente: Sustainable Business

Sobre Jorge Casale 211 Artículos

Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires

M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU

Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica)

Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica)

Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com

Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina

Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*