Corporaciones no convencionales respecto de la Responsabilidad Social

Imagen: msverdedigital.com

Un tipo de corporación no convencional de este tipo es la que en los EEUU se conoce como “Benefit Corporation”. En ella sus directores son evaluados más allá de los beneficios financieros hacia los accionistas, sino que además deben brindar beneficios no financieros comprobables y verificables a la comunidad, tales como, por ejemplo, una mayor responsabilidad social y ambiental, aún a costa de sacrificar algunos beneficios financieros a los accionistas.

Imagen: msverdedigital.com
Imagen: msverdedigital.com

Qué es una “benefit corporation” (o b-corporation)?
(de la página del Benefit Corporations Information Center, benefitcorp.net, Jul. 2014)

Una “Benefit corporation” es una nueva clase de compañía que cumple voluntariamente con estándares más exigentes de propósito corporativo, responsabilidad y transparencia.

Las “Benefit corporations” se caracterizan por: 1) tienen como objetivo corporativo el crear reales impactos positivos en la sociedad y el ambiente; 2) se les requiere considerar el impacto de sus decisiones no solo sobre sus accionistas sino también los trabajadores, la comunidad y el ambiente; y 3) se les requiere poner a disposición del público un informe anual de beneficios que evalúe su performance social y ambiental general que pueda ser contrastado con un estándar de tercera parte.

Para una discusión completa de porqué los marcos legales existentes no satisfacen las necesidades de los empresarios e inversores que intentan usar a los negocios para resolver problemas sociales y ambientales y/o de protección legal para considerar intereses no financieros al momento de tomar sus decisiones, consultar el trabajo (en Inglés) de Clark, Vranka et al, White Paper on the Need and Rationale for the Benefit Corporation, Section II. Y para analizar otras estructuras corporativas diferentes (por ejemplo ONGs y asociaciones de beneficencia, etc.) que tratan los problemas legales de los empresarios e inversores si buscan solucionar los mencionados problemas sociales y no solamente financieras, ver el Appendix C del mismo trabajo.

Impuestos: La legislación de los modelos típicos de “Benefit corporations” no ofrece beneficios impositivos, de inversión o reclutamiento. Quienes tomen las decisiones y el público en general podrán decidir con el tiempo si los beneficios ofrecidos por estas corporaciones como resultado de cumplimentar estándares más altos de propósitos corporativos de responsabilidad y transparencia merecen un tratamiento preferencial.

Estándares: Toda “Benefit corporation” tiene que publicar periódicamente un informe anual de beneficios que incluyen “una evaluación de su performance social y ambiental general respecto de niveles objetivos según un estándar de tercera parte”.

Este requisito de transparencia intenta ayudar a la “Benefit corporation”, a sus directores, accionistas y el público en general a determinar si la “Benefit corporation” cumplimenta sus objetivos corporativos estatutarios de “crear un impacto positivo real en la sociedad y el ambiente, tomados como un todo y verificable contra un estándar de tercera parte”. Un estándar de tercera parte está definido como “un estándar que defina, informe y evalúe la performace general social y ambiental” que cumplimente los criterios listados en el siguiente trabajo (en Inglés)

 

Comentario del Editor:

La legislación comercial general en los EEUU obliga a los directores de las corporaciones a poner los beneficios financieros para los accionistas por encima de todo otro beneficio posible. De esta manera, una corporación que intente dar preeminencia a los aspectos sociales, si estos significan un sacrificio de los beneficios financieros, sus directores son pasibles de ser litigados judicialmente. Esto hace que muchos eviten costos de tipo social o ambiental que vayan más allá de lo estrictamente reglamentado por las leyes respectivas.

Si bien las “Benefit corporations” no están aceptadas por la legislación de todos los estados, en aquellos en que sí lo están (California, por ejemplo) los directores muestran más voluntad de ir más allá de la legislación social y ambiental, otorgando a las corporaciones un mayor espíritu comunitario, ablandando el corte puramente capitalista de los siglos XIX y XX, y en buena parte todavía del actual. Estas corporaciones no están bien miradas por muchos estados que se muestran muy reacios a concederles beneficios impositivos y de otro tipo, lo que por el momento al no recibir esos beneficios las transforma en buena medida en organizaciones filantrópicas, y de allí la confusión y superposición legal con las organizaciones de ese tipo.

Sobre Jorge Casale 211 Artículos

Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires

M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU

Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica)

Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica)

Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com

Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina

Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*