Edificio que consume smog en la ciudad de Mexico

Foto: veoverde.com

El Hospital Miguel Gea González, conocido también como la Torre de Especialidades Médicas de la Ciudad de México, tiene una fachada muy particular. A la vista pareciera una decoración, similar a los patrones de una esponja o un coral gigante; en realidad la función de esta estructura va más allá. Cuando los rayos ultravioleta llegan al material bañado en dioxido de titanio (TiO2), desencadenan una reacción química que absorbe y transforma el esmog. Al final, en lugar del esmog, queda dióxido de carbono y agua.

 

Foto: veoverde.com
Foto: veoverde.com

La estructura fue desarrollada por Elegant Embellishments, compañía alemana que aprovecha materiales inteligentes y activos para su aplicación en la arquitectura. La estructura tiene capacidad de neutralizar la contaminación generada por 1000 automóviles al día; una pequeñísima contribución considerando los niveles de contaminación registrados en la Ciudad de México. Pero nada impide aplicar el principio en otros edificios.

 

 

Artículo completo

Tema relacionado: Pavimento que absorbe smog.

 

Comentario del Editor:

 Si bien este método de absorber smog usando TiO2 como catalizador en presencia de agua para transformar el CO2 en hidrocarburos y el óxido de nitrógeno en nitratos, todos solubles en agua y, por lo tanto, fácilmente lavables de las superficies, no es una novedad, pero publicamos este uso en la industria de la construcción  porque son muchas las ciudades del mundo que podrían beneficiarse con esta innovación arquitectónica, y si su adopción fuera lo suficientemente extensa podría ayudar a mejorar la sustentabilidad de algunos proyectos urbanos nuevos.

 

Pero nada es gratis en la vida. En un artículo por Tracey Schelmetic, aparecido en Industry Market trends  May 22, 2012  el autor cita al Dr.  John W. Rooney, Ph.D. y J.D. en ley ambiental para la Saylor Foundation, en Washington, D.C. quien dice que “el proceso para sintetizar el dióxido de titanio libera enormes cantidades de compuestos tóxicos como cloro gaseoso, anhídrido sulfuroso, trióxido de azufre, y compuestos que crean ellos mismos smog”, en otras palabras, la industria de la construcción estaría simplemente trasladando el smog de un rascacielo cubierto de TiO2  al sitio donde se produce ese TiO2.

 

Hay todavía otro problema, y es que para ser verdaderamente efectivo, el TiO2 debe encontrarse en forma de nanopartículas, forma que los orgánicos rechazamos por ser potencialmente – dependiendo de su tamaño – citotóxicas y cancerígenas.

 

Finalmente, no podemos olvidar los posibles problemas ambientales que pudieran ocasionar el lavado los hidrocarburos y los nitratos generados por el método en las superficies tratadas con TiO2.

 

No obstante, este innovador método de lidiar con el smog merece estudios holísticos considerando la ecuación ambiental de toda la cadena desde la producción del TiO2 a los efectos directos e indirectos de los productos emitidos, y los beneficios de la eliminación o mitigación del muy serio  problema ambiental y sanitario del smog en las grandes urbes.

Sobre Jorge Casale 211 Artículos
Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica) Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica) Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*