El costo oculto de la agricultura convencional.

Imagen: freshplaza.com

La Organización Mundial de Comercio (World Trade Organization – WTC) es el organismo internacional que vigila que no se establezcan barreras artificiales que obstaculicen el intercambio comercial entre países.

Imagen: freshplaza.com
Imagen: freshplaza.com

El Director General de WTC, Roberto de Azevedo, visitó Holanda para que los líderes productores agrícolas le mencionaran cuáles son la barreras que más frecuentemente encuentran en el intercambio comercial. Generalmente estas barreras ocurren a nivel fronteras con acciones que obstaculizan esa actividad comercial y son las que ocupan al mencionado organismo.

Sin embargo, Azevedo recibió una opinión que quizás no esperaba. Nuestro viejo conocido, Volkert Engelsman, CEO de la reconocida empresa de comercio internacional de frutas orgánicas Eosta, con su notable sistema de transparencia y seguimiento de la huerta al consumidor Nature & More, le confió que los problemas no son simplemente de fronteras, sino que son más bien de naturaleza global. Engelsman le dijo: “El problema es que los costos ecológicos y sociales, por ejemplo como consecuencia del uso de pesticidas, son transferidos a la sociedad y futuras generaciones. Mientras los exportadores e importadores puedan seguir comerciando al precio más bajo posible a costa de matar al suelo, a la biodiversidad y el clima, no se está actuando en igualdad de condiciones”.

Engelsman continuó su análisis aceptando que por sus funciones la WTO no se involucre en cuestiones comerciales que van más allá de un tema fronterizo, pero añadió con absoluta razón que: “Los costos externalizados constituyen una barrera global al intercambio sustentable, que es lo que el mundo realmente necesita en este momento histórico. Esto debería preocupar a la WTO, ya que los productos no sustentables están compitiendo injustamente con los que sí son sustentables”.

Engelsman conoce muy bien el tema. Mientras las organizaciones de fuerte predicamento internacional como los organismos de las Naciones Unidas y otros no presionen para que los costos ecológicos y sociales se contabilicen junto con los costos más evidentes para la definición del precio de venta, el mundo seguirá deteriorándose y serán nuestros descendientes los que paguen esos costos porque nosotros, la generación que los causamos, priorizamos los beneficios monetarios inmediatos frente a las consecuencias seguramente nefastas para las siguientes generaciones.

Fuente: Fresh Plaza

Sobre Jorge Casale 211 Artículos

Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires

M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU

Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica)

Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica)

Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com

Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina

Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*