Europa avanza hacia una economía circular

Bruselas, 2 de Julio de 2014. La Comisión Europea propone un paquete de medidas para fomentar el cambio a una economía circular.

El modelo de economía lineal heredado desde el s. XIX no responde a las necesidades que se plantean en el s. XXI, tal como afirma el Comisario de Medio Ambiente Janez Potocnik: “Si queremos compartir tenemos que sacar el máximo rendimiento a nuestros recursos, lo que significa reciclarlos para darles un nuevo uso productivo, no arrojarlos en vertederos. Convertirse en una economía circular no sólo es posible, sino rentable, lo que no quiere decir que ese cambio se vaya a producir sin las políticas apropiadas. Los objetivos que se proponen para 2030 exigen actuar hoy para acelerar la transición a una economía circular y aprovechar las oportunidades empresariales y laborales que ofrece”.

Se reconoce, por tanto, la necesidad de este cambio. La aparición de nuevas potencias emergentes en el escenario mundial, la crisis energética, la preocupación por el medio ambiente surgida en la últimas décadas y la propia crisis económica y en muchos casos social que atraviesan muchas regiones, han dado un giro de 180 grados al mundo que conocíamos hasta ahora. Lo que nació como una corriente de pensamiento, esta economía circular, parece tomar ahora sentido: ¿por qué no copiar los sistemas de la naturaleza? Básicamente, fabricar productos que no generen residuos, que puedan ser reciclados y reutilizados reduciendo el consumo de recursos y las emisiones.

Economia circular

La estrategia que presenta la Comisión fija, entre otros, los siguientes objetivos para 2030:

  • Aumentar el reciclado / reutilización de residuos urbanos hasta el 70%;

  • Aumentar el reciclado de envases de residuos / reutilización hasta el 80%;

  • Eliminar gradualmente de aquí a 2025 el vertido de residuos reciclables en los vertederos;

  • Reducir la generación de residuos de alimentos en un 30% en 2025;

  • Garantizar la plena trazabilidad de los residuos peligrosos;

  • Simplificar las obligaciones de información y aligerar las obligaciones que afectan a las PYME;

  • Mejorar la coherencia global alineando las definiciones y eliminando requisitos legales obsoletos.

A la Comisión no se le escapa el crecimiento que ha sufrido el empleo verde en los últimos años, incluso en los años de recesión creció un 20 %. Si se aplican estas estrategias para el cambio hacia una economía circular se prevé la creación de más de dos millones de puestos de trabajo en diversos sectores. Otros sectores se enfrentan a grandes retos: aquellos que generan altas emisiones y el de energía intensiva. Necesitarán adaptarse enfrentándose a los desafíos y a las oportunidades que este cambio supone. Algunos puestos quedarán obsoletos y tendrán que ser redefinidos. Se requerirá de personal cualificado que desempeñe las tareas de los nuevos puestos. Tampoco contamos con la tecnología suficiente, habrá que aumentar las inversiones en I + D. En definitiva, un nuevo escenario nos espera.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*