Fabricados para fallar

Foto: www.eblog.com / wikipedia.org

Los productos de consumo tienen una vida útil determinada, y están programados para que no duren demasiado, o al menos, presenten alguna falla que haga que recurramos a algún servicio técnico especializado cada cierto tiempo. Esta más que claro que el motor de la industria necesita de estas prácticas para que el consumo de productos tenga la continuidad con la que ha sido regulado. Eso es lo que llamamos obsolescencia programada.

Foto: www.eblog.com / wikipedia.org
Foto: www.eblog.com / wikipedia.org

(De un artículo por Franco Rivero, fecha de publ. Jul.17, 2014 citado por Ambiente y Sociedad, Año 15, N° 607 – ecoportal.net, Jul.211, 2014)  

Según el artículo el tema comenzó con la producción de bombitas eléctricas que en principio duraban demasiado tiempo y luego fueron modificadas para reducir su duración, obligando al usuario a reponer cuando se quemaban.

Pero la obsolescencia programada no solo estuvo presente en el mercado de lámparas, sino que la misma fue adoptada por el rubro automotriz, la fabricación de productos para el hogar y hasta las prendas de ropa se vieron afectadas por esta nueva forma de comercialización. Hoy todos sufrimos la obsolescencia programada de los electrodésticos y los productos tecnológicos. Los fabricantes de computadoras y celulares,  nos obligan a cambiar nuestro ordenador o nuestro teléfono cada pocos años cuando el aparato funciona perfectamente, pues desarrollan nuevos modelos supuestamente más completos y desactualizan ciertos componentes de los programas informáticos haciendo que los viejos no sean compatibles con los nuevos programas.

El más irritante ejemplo de obsolescencia programada es la moda de vestir. Los creadores de la moda cambian permanentemente ciertos detalles de los diseños y bombardean masivamente a los consumidores induciéndolos a sentirse fuera de moda todos los años y cambiarf el guardaropa. Y también la industria del automóvil que no solo diseñan nuevos modelos todos los años, sino que los construyen de forma que duren cada un número de años.

Más allá del gasto que implica la obsolescencia programada, el verdadero problema del desarrollo de productos pensados para durar un tiempo determinado, son los desechos que arrojamos al medio ambiente. Para el año 2007 cada habitante de nuestro país producía 2 KG de basura electrónica por año, por lo que, al no existir una estrategia de reciclado de productos tecnológicos, dichos desechos tienen un fuerte impacto en el medio ambiente, siendo lo más preocupante las baterías de plomo, un gran contaminante de nuestra época. Por otro lado, en Europa y EE.UU., conscientes del problema, se recicla entre un 30 y un 80% de basura electrónica, la cual vuelve a la línea de producción para formar parte de los nuevos modelos de los últimos productos.

Comentario del Editor:  

El martes 26 de noviembre del 2013 el blog www.allorganics21.blogspot.com, publicó un comentario sobre el artículo “NEW REPORT CITIES THE WORLD’S WORST POLLUTED PLACES” por Siva Parameswaran BBC Tamil Service in http://www.bbc.co.uk/ citado por EHN Children’s Health [childrens_health@newsletters.environmentalhealthnews.org]; Nov. 21, 2013) 

El estudio identificó al vaciadero Agbobloshie en Accra, la capital de Ghana como la mayor amenaza tóxica para la vida humana, según explicó al Servicio Tamil de la BBC de Londres el Dr Jack Caravanos, director de investigaciones del Instituto  Blacksmith y profesor de salud pública en la Universidad de la Ciudad de Nueva York,. Añadió que Ghana deseaba activamente progresar en el campo de la Tecnología Informática y comenzó a importar computadoras usadas de Europa hace 10 años. Ello resultó en un basurero elctrónico para Europa. Como el segundo mayor sitio de procesado de desechos electrónicos de África Occidental, Ghana importa 215.000 toneladas anuales de computadoras de segunda mano particularmente de Europa Occidental, y genera otras 129.000 toneladas de desechos electrónicos al año. Y el estudio advierte  que las importaciones de electrónica de segunda mano se duplicará hacia el año 2020. 

Artículo completo (en Inglés) –  Informe: http://www.worstpolluted.org/

Sobre Jorge Casale 211 Artículos
Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica) Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica) Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*