La importancia de las olvidadas variedades antiguas

Imagen: kunc.org

En los viejos tiempos los agricultores crecían y vivían de una infinita cantidad de variedades de frutas y vegetales. La mayoría de esas variedades desaparecieron víctimas de la necesidad de producciones de gran escala demandadas por los mercados consumidores. La agricultura industrializada barrió la mayoría de esas variedades reemplazándolas por un número menor de ellas de alto rendimiento. Los consumidores adaptaron sus gustos a estas variedades y las viejas variedades hereditarias se perdieron.

O casi se perdieron. Un interesante artículo (en inglés) cuenta el caso del renacimiento de la manzana Colorado Orange.

Imagen: kunc.org
Imagen: kunc.org

La Colorado Orange no tiene nada que ver con ninguna naranja ni en color ni en esencia, dice el artículo. “Es una manzana con una textura y sabor únicos; tiene un dejo de acidez cítrica”, dice Paul Telck, una de las pocas personas que hoy hayan probado esta manzana – un fruto amarillo con ciertos rubores rojizos, que se había creído extinta.

Ella es una de las muchas variedades arrasadas por un clima inhóspito y pestes del estado de Colorado (EEUU). Se dice que algunas de las áreas de ese Estado habían sido importantes áreas de cultivo de manzanas antes que el clima algo más templado del Estado de Washington compitiera con Colorado con las variedades estrellas universales de nueva preferencia de los consumidores: las Deliciosas Red y Golden.

Pero los gustos de los Norteamericanos cambian y cada vez más gente se entusiasman con las variedades antiguas. Telk es uno de varios horticultores que están dedicados a salvar a las viejas variedades de manzanas, aprendiendo a injertar planta por planta a partir de los viejos árboles.

Según el artículo, “Jude Schuenemeyer es un horticultor y viverista de Cortez, Colorado, que inició hace seis años un esfuerzo para crear el Orchard Restoration Project (Proyecto Sin Fines de Lucro de Recuperación de Huertos) que derivó en la ONG Montezuma. Para ello, él comienza contactando gente que tiene huertos viejos tratando de encontrar árboles raros de esas variedades antiguas de viejos árboles que podrían estar muriendo en los viejos pies e injertándolos en nuevos pies”. Mientras investigaba en plantas históricas, Schuenemeyer redescubrió variedades inusuales, entre ellas, la Colorado Orange. Él está convencido de que el área se está despertando una economía manzanera para el Estado, y que hay suficientes fans de la Colorado Orange que, por virtud del boca a boca, están generando un entusiasmo popular por esta manzana de distinto color y sabor.

Injerto a injerto, este es el comienzo de una nueva actividad hortícola en el Estado. Y esto también demuestra la importancia del trabajo de los “recuperadores de semillas” (seed savers) que investigan viejas e inusuales variedades de frutas y vegetales trayendo del limbo tesoros genéticos que se creían perdidos para siempre.

Fuente: kunc.org, freshplaza

Sobre Jorge Casale 211 Artículos
Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica) Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica) Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*