Patentes de semillas y organismos vivos

Imagen: mipatente.com

El patentamiento de la vida es una actividad completamente indeseable. Aparte de las consecuencias materiales de este procedimiento es muy reprobable que el hombre impida la recolección y reproducción de elementos vivos. El tema abarca aspectos éticos y morales que afectan una actividad tan ancestral como la acción del agricultor en la Naturaleza y en la alimentación humana.

Imagen: mipatente.com
Imagen: mipatente.com

El newsletter de la asociación Naturland, de gran predicamento en la agricultura orgánica alemana y mundial, publica en su edición de Diciembre de 2014, una noticia[1] acerca de la reacción de los agricultores de ese país contra el patentamiento de la vida.

Ninguna patente sobre la vida: el 27 de octubre, una amplia coalición de asociaciones y organizaciones no gubernamentales participaron en una manifestación frente a la Oficina Europea de Patentes en Munich para protestar por la concesión de patentes sobre plantas y animales.

En el corazón de la manifestación se encontraban varios representantes de Naturland. La manifestación fue motivada por una audiencia pública sobre las patentes de ciertas razas de brócoli y tomates que se estaba celebrando en ese mismo momento en la oficina de patentes. El tema en discusión era la cuestión fundamental de si las plantas cultivadas de manera convencional (es decir, no por ingeniería genética) pueden ser patentadas debido a unas ciertas características o no.

Se proporcionó información sobre los riesgos ecológicos y sociales inherentes a las patentes de semillas: habría un aumento de los monopolios que dominan el cultivo convencional, de la misma manera como ya es evidente en la ámbito de las distintas clases de OMGs (organismos modificados genéticamente). Los pequeños productores serían desplazados del mercado, disminuiría la variedad de las semillas cultivadas y nuestra soberanía alimentaria estaría, por tanto, amenazada. “No a las Patentes sobre Semillas”, la coalición que organizó la manifestación, está por tanto, exigiendo la prohibición general de todas las patentes sobre las plantas y los animales.

[1] Protesta en Munich contra las patentes de las semillas

Sobre Jorge Casale 211 Artículos
Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica) Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica) Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*