Recuperación de carbono: posible, pero caro.

Imagen: sustainablebusiness.com

Uno de los recursos para disminuir las emisiones de la combustión fósil en los que varias compañías generadoras de electricidad están seriamente involucradas incluye la recuperación de carbono e hidrocarburos de los gases de combustión. Dado que los más graves problemas de emisiones son causados por las anticuadas y poco eficientes usinas a carbón mineral, aparentemente se justificarían las inmensas inversiones necesarias para construir gigantescas unidades de captura de carbono. Y esta es la dirección en la que varias generadoras de electricidad están siguiendo.

Imagen: sustainablebusiness.com
Imagen: sustainablebusiness.com

Un artículo muy interesante en la newsletter de Sustainable Business informa que ha comenzado el experimento de construcción y operación de la mayor planta comercial del mundo de captura de carbono de una usina a carbón mineral en Saskatchewan (Canadá), que aseguran secuestrará casi todas sus emisiones. Dicen que el proyecto capturará alrededor de un millón de toneladas por año de carbono, el que será vendido para usar en proyectos de recuperación de costos petroleros similar al proyecto que está desarrollando NRG en Texas con una inversión de US$ 1.000 millones ($1 billion project NRG is developing in Texas). Si el presente experimento de US$ 1.350 millones funciona, esperan reciclar las otras dos unidades a un costo 20-30 % menor.
Pero el artículo también puntualiza que los críticos dudan que el proceso de recuperación de carbono funcione en otras usinas a carbón del mundo porque, dicen, si la planta de Saskachewan resulta exitosa lo será por su ubicación única sobre una provisión de 300 años de carbón mineral barato y porque hay suficientes explotaciones petrolíferas cerca para aprovechar el carbono recuperado. Y, además, porque está recibiendo subsidios del gobierno. Pero SaskPower dice que tendrá además otros subproductos para vender.

Los críticos del proyecto también dicen que las usinas a carbón están siendo desplazadas porque el mundo tendrá mucho gas natural más limpio. Desde luego, la mayor parte de este gas natural provendrá del fracking, un proceso también capital intensivo, y que es seriamente cuestionado por los ambientalistas.

Es cierto que la unidad de combustión de carbón está siendo forzada en la dirección descripta a causa de las regulaciones en energía de Canadá, similares a las que la EPA está proponiendo en los EE.UU. (EPA now proposes for the US).

El artículo recuerda que otros proyectos menores de recuperación de carbono se encuentran en el estado de Illinois (a partir de una planta de etanol), en Texas, y en Noruega (en una refinería). Pero la mayoría de los otros proyectos en los EE.UU. y Europa fueron cancelados.

Es obvio, entonces, que el mundo está siendo empujado a echar mano de recursos tecnológicos extremos para tratar de continuar generando y consumiendo más y más energía para producir más y más bienes de consumo. Y cuanto más avanza en esta dirección más costoso será. Efectivamente, tendremos quizás más energía para producir los bienes que consumimos, pero estos productos van a ser cada vez más pesados para nuestros bolsillos. Es evidente que no hay nada gratis en esta vida…

Artículo original (en inglés)

Sobre Jorge Casale 211 Artículos
Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica) Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica) Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*