Relación entre filantropía y Responsabilidad Social Empresaria

filantropia

(Ideas de un artículo titulado Filantropía y Cambio Social /(2) de Alfredo Stecher, fecha de publ. Jun.14, 2014, publicado en http/Boletin_compartiendo@ideas.org # 21, Jun. 2014)

 

El concepto “Filantropía” puede resumirse en “amor a la humanidad y al prójimo”. Si es a costa del amor por uno mismo puede significar un sacrificio total, como el heroísmo. Pero sin llegar a extremos, puede aplicarse en el sentido de prescindir de una parte del bien propio logrado o lograble, lo que incluye a la caridad, pero que va mucho más allá de esta. Y también la actitud de preocuparse por prever y evitar, mitigar o contrarrestar los efectos negativos que puede tener la propia acción sobre otras personas, directamente o a través de cambios en su entorno, que puede ser igual de necesario, y con frecuencia más efectivo, que la acción de ayuda o cambio directa. Y definitivamente es mucho más importante –y auténtica- que la de quienes hacen daño, consciente o semiconscientemente, con sus actividades principales, y buscan aplacar su mala conciencia, si la tienen, lavar su imagen o ufanarse de ser buenos, con obras de caridad marginales o tardías.

Evidentemente el mundo no va a seguir cambiando para mejor solo por filantropía. E incluso existe el riesgo, como antes -y ahora más claramente-, con la simple caridad, de que las acciones positivas de algunos sirvan para encubrir las miopías, ineficiencias y maldades de otros, así como los clamorosos males del sistema económico y político en sus formas actuales.

La aspiración a mayores ingresos y a una vida mejor, así como la competencia, son necesarias, son un motor y un mecanismo poderoso, intensificado bajo el capitalismo, de avance material, incluso intelectual y espiritual; pero también son indispensables más cambios culturales y políticos para encauzarlos de manera que nuestras sociedades sean más justas y equitativas y la gente más feliz.

La evolución de los conceptos de responsabilidad social empresarial y de buenas prácticas empresariales va en ese sentido; también el otorgamiento de reconocimientos públicos a quienes más avanzan en ese aspecto, importante y positivo contrapunto a las justificadas denuncias de abusos y daños que ocasionan las empresas más irresponsables.

Tomar conciencia de esto, apoyarlo e inspirarnos en ello, es fundamental.

Sobre Jorge Casale 211 Artículos

Ingeniero Químico, Univ. de Buenos Aires

M.S. en Tecnología de Alimentos, Univ. de Georgia, EEUU

Miembro del Comité de Normas, IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica)

Miembro Fundador MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica)

Editor del blog sobre producción orgánica y sustentabilidad: www.allorganics21.blogspot.com

Ex-Director Técnico CITIL (Centro de Investigaciones de Tecnología Láctea) y Ex. Coordinador Centros de Investigación, INTI, Argentina

Primer productor y exportador argentino de prendas para bebe en algodón orgánico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*