Turismo Rural: Vector del desarrollo territorial

Imágen: raturc.desarrolloturistico.gov.ar
Imágen: raturc.desarrolloturistico.gov.ar

Los viajeros de hoy buscan recordar experiencias y emociones. A través del turismo rural pueden alcanzarlas, al mismo tiempo que contribuyen con la valoración de la cultura y el desarrollo socioeconómico de productores rurales.

Imágen: raturc.desarrolloturistico.gov.ar
Imágen: raturc.desarrolloturistico.gov.ar

En tiempos en que la valoración de la autenticidad y la búsqueda de experiencias son los principales intereses de los viajeros, el turismo rural se consolida como un importante segmento de la demanda mundial.

Este tipo de turismo, comparado usualmente con el ecoturismo, consiste en visitar establecimientos agropecuarios que cuenten con servicios de alojamiento y alimentación. La principal expectativa que motiva a los viajeros es conocer cómo funciona un establecimiento del campo, cómo se realizan las actividades diarias, cuál es el proceso de elaboración o producción y, en algunos casos, participar del mismo. Se trata de un turismo no masivo, que busca el contacto genuino con la naturaleza y con las comunidades locales.

Aunque a simple vista puede parecer sencillo, el desarrollo de la oferta de turismo rural requiere grandes esfuerzos e inversiones, no sólo financieras sino de recursos humanos. El éxito depende de la calidad del servicio y la infraestructura turística, para lo que se requiere capacitación, coordinación y trabajo en red entre toda la cadena de proveedores.

Hacienda de producción de llamas
Hacienda de producción de llamas

Entre las ventajas del turismo rural se encuentran la generación de ingresos y creación de empleo en comunidades rurales; la preservación del medio ambiente, de la cultura y las tradiciones de la población local; mejoramiento de la calidad de vida de la población porque el aumento del turismo contribuye a mejorar la infraestructura de servicios; y la participación de grupos sociales con menos oportunidades laborales.

Aunque hay muchos emprendimientos y redes de turismo rural en todo el país, se puede destacar el proyecto que impulsa el Ministerio de Turismo de la Nación desde el año 2006, en el que apoya y acompaña el desarrollo de la actividad turística por parte de las comunidades de pueblos originarios y campesinos en ámbitos rurales: la Red Argentina de Turismo Rural Comunitario (RATuRC). Este proyecto turístico nacional promueve la inclusión de los pueblos indígenas y sus descendientes como sujetos activos en la cadena de valor turística, fortaleciendo y difundiendo el turismo rural comunitario como un producto turístico innovador, basado en un intercambio cultural genuino y una relación responsable entre residentes y viajeros.

El Turismo Rural Comunitario (TRC) es una actividad turística autogestionada y organizada por comunidades campesinas y pueblos originarios, respetuosos de su organización tradicional, saber y cosmovisión, generando ingresos complementarios y de distribución equitativa. Las rutas TRC promovidas por el Ministerio de Turismo son Norte, Litoral, Cuyo y Patagonia. Estos circuitos de turismo responsable posibilitan la inclusión desde el trabajo, los saberes y haceres de los distintos pueblos. Y, para los viajeros, es una nueva forma de experimentar y recorrer Argentina.

Sobre Claudia Núñez Sánchez 5 Artículos
Ingeniera Ambiental, Escuela de Ingeniería de Antioquia; Magister en Gestión Ambiental Metropolitana, Universidad de Buenos Aires. Directora Ambiental de Proyecto Sustentable y consultora especializada en turismo, sustentabilidad urbana y evaluación ambiental de proyectos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*